Francesc Miralles: el factor desencadenante.

Francesc Miralles: el factor desencadenante.

Conocí a Francesc por casualidad, como una cosa natural más que debe suceder en la vida. Era noviembre de 2020, y me encontraba grabando las sesiones para el que sería el segundo y último congreso online de Meditación y Frecuencia del 2021.
En una de esas tardes, me llamó Alex de Caja de Pandora por si quería asistir a su programa para hablar de meditación. “Como no” le dije. En ese momento no sabía que esa llamada había cambiado para siempre mi vida.

Llegué al plató donde se graba el programa y Francisco, el compañero de Álex me dijo:
-¿Has invitado a Francesc Miralles para el segundo congreso de Meditación y Frecuencia?
Mi respuesta fue “no”. Básicamente porque debo reconocer que no sabía quién era Francesc Miralles. Pero Francisco me insistió: “És el autor del Ikigai”. Ahí ya supe quién era, y aunque no sabía ponerle cara, acepté de buen grado contar con él. Me pasó el contacto, y agendamos para grabar la entrevista para el congreso.

Llegó el 3 de noviembre, y ahí conocí a Francesc por primera vez. Y al terminar vía Zoom la grabación, descubrí un genio. Me lo pasé bomba, porque cada frase suya era una referencia de un autor en forma de sentencia sobre la consciencia y la meditación… pero la mejor frase llegó cuando dejamos de grabar.
-¿Tony, sabes escribir bestseller? me soltó sin más.

Me gustaría saber que cara puse en ese momento, porque me quedé perplejo y aunque mi respuesta fue negativa, obviamente, él siguió de lo más normal:
-¿Qué es esto del geniotipo?
Le expliqué que era mi investigación sobre el talento humano. Y con solo 2 minutos de explicación por mi parte me dijo:
-Quedemos la semana que viene en una tetería especial de Barcelona que siempre tienen sitio para mi.

Dicho y hecho. Me presenté a los cuatro días de haber conocido por primera vez a Francesc en una tetería medio clandestina del barrio de Gracia de Barcelona, y nada más entrar por la puerta me saludó para luego dejarme sin aliento:
-Tony, yo trabajo con una agente literaria que está interesada en publicar un libro sobre el Geniotipo. ¿Te interesa?

Insisto, no sé cual debía ser mi rostro a ojos de Francesc, pero yo no daba crédito a esa fantasía que estaba ocurriendo. “¡Por supuesto!” le contesté mientras miraba si había alguna cámara oculta (los tics inconscientes son difíciles de evitar cuando son tan espontáneos)

Y dicho y hecho, a la semana siguiente me emplazó para conocer a Sandra, la agente literaria, le conté en 5 minutos cual era el espíritu del geniotipo, y me contrató. Acto seguido Francesc y yo fuimos a tomar algo para celebrarlo donde tomé esta foto.

Foto de una storie de Instagram del día que firmé el contrato con la agencia Sandra Bruna.

Apenas un mes después, a principios de enero (por la foto se nota que era invierno, ¿no?), Sandra me llamó para confirmarme que el contrato con Diana, del Grupo Planeta era un hecho si aceptaba la oferta. Nunca olvidaré que en ese momento me dirigía en coche a llevar un pastel de cumpleaños a alguien, y no pude evitar emocionarme. Era un sueño hecho realidad.

Ese contrato suponía que mi investigación de los últimos 10 años sobre el talento humano, empezaría a ver la luz, y el desencadenante, fue la intuición de un genio: Francesc Miralles.

Gracias maestro.
Gracias amigo.

PD: hasta conocer a Francesc mi investigación tenía el nombre de Genneotipo, haciendo referencia a que el talento por decirlo así, viene de nacimiento en nosotros, es como genético. Personalmente la idea no me gustaba del todo, porque eso implicaba entrar en términos biológicos, pero como era una investigación mía propia, tampoco le daba más importancia.
El primer día que conocí a Francesc, yo le hablé que el Genneotipo era de una manera, aquel genio que todos tenemos dentro, y no sé porqué (más allá de la magia de la vida) el entendió por error Geniotipo. Así que cuando quedamos, él ya vino con un papel escrito para la propuesta editorial con GENIOTIPO. Yo le dije: “Francesc, no te dije eso, era Genneotipo” y el me contestó: “Pues yo entendí que como hablabas del genio interior, era Geniotipo”.
Pues cuando la vida, te muestra la solución de una forma tan obvia, lo mejor es aceptarlo. Porque era tan natural el “mal entendido” de Francesc, que no aceptaba discusión: “Geniotipo: descubre al genio dentro de ti” Y así se tituló el libro y toda mi investigación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *