Primer Test del Geniotipo

Primer Test del Geniotipo

Como expuse en la entrada “Origen del Geniotipo”, iba anotando todas las características de las dimensiones de cada uno de los nueve geniotipos.
La voz iba corriendo, y cada vez más personas venían a mi para que les orientara o enfocara en sus capacidades. Lo que empezó siendo un simple juego, cada vez tomaba más empaque de investigación profunda y verídica. Eran ya demasiados perfiles analizados, y salvo raras excepciones, siempre coincidían en la mayoría de capacidades.

La verdad es que sobre el año 2014/2015 ya tenía analizados 200 usuarios. Y los resultados eran sorprendentes. Y aunque yo tenía mi trabajo, no podía dejarlo estar ahí. Percibía que tenía que llegar más lejos porque esta investigación podía ayudar a muchas personas y más, cuando leí el libro del Elemento de Sir Ken Robinson donde pronunciaba una frase que caló hondo en mi: “demasiadas personas piensan que no son buenas en nada”. Esta frase fue el empujón definitivo para seguir avanzando. Sentía como una especie de responsabilidad tras descubrir lo que parecía se estaba confirmando como una herramienta para ayudar a las personas a descifrar su propósito, pero para ello necesitaba “analizar” muchas más usuarios para ver si estas dimensiones del talento humano se cumplían con una muestra más grande, pero ¿como podía hacerlo?

Puse un anuncio en un grupo de whats y en facebook, y enseguida empecé a recibir solicitudes de personas que querían hablar conmigo. Y me desbordé. Era demasiado lento y agotador. No podía estar reunido con cada usuario 2 horas. Ya estaba en el 2016 y solo sumé 250 usuarios más. Así no llegaría nunca al objetivo que me propuse de 1000 usuarios. Y ahí, una vez más tiré de investigación y descubrí que una manera fácil de hacerlo, sería a través de un test.

Muestra de algunos de los cientos de test realizados del Geniotipo

En el mundo de la psicología hay varios test, la mayoría de ellos enfocados a la personalidad, como el de Millon (MCMI). Había algo en mi que no resonaba con este tipo de test, porque aunque en ese momento aún no lo había investigando profundamente, al Geniotipo no le interesa nada la personalidad ni la del usuario. Pero como digo eso no lo sabía, pero lo intuía. Así que atendí la idea estadística sobre inteligencia de Edward Thorndike, pero no me convenció.

Así, sin ningún tipo de certeza ni criterio, y tirando de intuición y de las anotaciones de mi investigación propia, realicé mi primer test. Y el resultado era el esperado. Un desastre. Pero no me di por vencido. Y empecé a recurrir a conocidos que ejercían de psicólogos para que me echaran una mano. Y poco a poco el test se fue afinando, obteniendo unos buenos resultados aunque estos sólo eran fiables bajo mi interpretación, porque yo conocía la intención de la pregunta. Pero por lo menos me ayudó a realizar consultas mucho más rápidas porque cuando hablaba con la persona, ya no necesitaba tenerla delante. Simplemente por teléfono y haciéndole preguntas muy concretas derivadas de sus respuestas del test, ya podía determinar su Geniotipo. Así a finales del 2018 llegué a sumar 1200 usuarios más. Pero quería más. Quería que esta herramienta fuese lo más fiable posible.

Por eso creé un pequeño curso online sobre Meditaciones (ya hablaré sobre este punto en donde la meditación es fundamental en parte del desarrollo del Geniotipo). Lancé este primer curso a mediados de 2018 y funcionó muy bien. Pero antes de lanzarlo, debía ser lo máximo responsable a lo que el test se refería. Y ahí aparece una de las primeras personas que les resonó mi visión. Esa persona es la psicóloga Elvira Matas, y tuvo la santa paciencia de recibirme en su despacho y aguantar mis dos horas de exposición alterado por el entusiasmo.

El centro del Elvira Matas

Nos conocimos porque mi sobrino estaba pasando consulta con ella. Le pedí el teléfono y después de llamarla accedió a vernos.
Después de mi exposición, recordaré para siempre su frase: “No me necesitas para nada. Lo tienes todo.” Pero yo, sabía que necesitaba que mi test lo contrastara una psicóloga experta y le pedí por favor que me dedicara unos días a crear un nuevo test mejorado. Elvira, como buena geniotipo Círculo que es, accedió. Siempre me dice: “Tony, yo con lo que pueda ayudarte siempre podrás contar conmigo” Y a día de hoy seguimos así.

Finamente, construimos un test de unas 100 preguntas que ha sido el que he utilizado hasta mediados de 2021, y que incluí en el curso online de Meditaciones de Autoconocimiento que realicé desde el año 2019 hasta el 2021.
¿Qué ocurre a partir de aquí? Dos factores:
El primero, es la aparición del factor Francesc Miralles como cuento aquí. En el momento que se determina publicar un libro con Grupo Planeta había que mejorar el sistema de análisis.
El segundo y más importante: el test seguía dependiendo de mi interpretación e interacción con el usuario para saber el Geniotipo concreto. Y eso no podía ser. Debía construir un test clínico, basado en estadística real, que pudiera ser publicable y defendible científicamente y que además diera un resultado donde no hiciera falta mi interpretación con una estimación muy alta de fiabilidad.

Video de varios testimonios del curso de Meditaciones de Autoconocimiento

Al comentarle mis inquietudes a Francesc Miralles, me presentó a la profesora de psicología de la UAB de Barcelona Jenny Moix. Concerté una reunión con ella y después de escucharme con mucho interés y cariño, me dijo que ella no podría ayudarme en el desarrollo de ese test, pero que me podría presentar a un ex-alumno suyo que era un fenómeno con la estadística psicológica. Aquí aparece la figura del que actualmente es el psicólogo de mi equipo, Adriá Trujillo y que será el encargado de construir un test fiable y clínico con altísimo porcentaje de fiabilidad.
Si quieres saber cómo se desarrolló el test definitivo haz click aquí.
Si quieres conocer un poco más sobre mi equipo haz click aquí.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *